Últimos Programas

4ta. Columna Ágora Política “La captura del CHAPO: La joya de la corona o mi reino por un peón.”

    

4ta. Columna

“La captura del CHAPO: La joya de la corona o mi reino por un peón.”

Por: Ágora Política

La captura del Chapo Guzmán el pasado sábado en Mazatlán Sinaloa a manos de miembros de la Marina y el servicio de inteligencia de la DEA, lejos de ser un acontecimiento que haya dejado a Peña Nieto satisfecho y con una sonrisa de oreja a oreja, le representa más bien un gran dilema en cuanto a las decisiones que deberá tomar al respecto, en su condición de gobernante y responsable de la seguridad pública y la gobernabilidad de este país.

Si bien es cierto que la captura del Chapo viene precedida por una serie de situaciones que parecen haber sido preparadas de forma intencional para darle color y gala al gran montaje televisivo, la verdad es que la realidad de los hechos y el cómo se dio la información de la captura, nos hacen tener más dudas que respuestas. 

El primer cuestionamiento sería respecto al hecho de que fue la marina en colaboración con la DEA, quienes encabezaron la captura del Narco en Mazatlán, y que justo la primicia fue filtrada y realizada desde el gobierno de Estados Unidos, y no desde el circulo cercano de nuestro gobierno federal, dando a entender o que Peña Nieto desconocía la operación militar o que no había sido enterado de manera inmediata de lo acontecido. 

El segundo cuestionamiento radica en el hecho de que la aprehensión se haya realizado justo después de la polémica publicación de la revista Times donde Peña Nieto sale en la portada principal con el adjetivo de Salvador de México, por lo cual recibió múltiples críticas en las redes sociales y más cuando se dio a conocer la cantidad pagada por parte del gobierno federal a dicha publicación. Tal situación dejaba en duda la credibilidad e imagen del presidente. 

El tercer cuestionamiento radica en el hecho de que justo un día después de la visita del presidente de Estados Unidos, B. Obama, al estado de Toluca, ciudad natal y bastión político de Peña Nieto, ocurre la captura del capo, que sin duda deja en el tintero la coincidencia fortuita de ambos hechos. Las preguntas y conjeturas no se pueden evitar ante tales consideraciones. 

Por un lado bien puede sospecharse que la joya de la corona, la que representa el “Chapo Guzmán” para el gobierno de Peña Nieto, le fuera dada, por el gobierno de Obama, como recompensa y premio al haber instrumentado y aprobado las reformas estructurales en TRABAJO, EDUCACIÓN Y ENERGÉTICOS, sobre todo en lo referente al petróleo. 

Por otro lado bien puede sospecharse que el gobierno federal y Peña Nieto, entregaran el reino por un peón, es decir, que a cambio de aprobar las reformas estructurales, el gobierno de la república solicitara al gobierno de Estados Unidos la captura del “Chapo”, como moneda de cambio o intercambio como pago de un pacto firmado, una vez completadas las reformas fundamentales peñistas. 

 En cualquiera de los casos Peña Nieto tiene un gran dilema, la captura del Chapo le llegó de sorpresa, por lo cual él tendrá que decidir, si capitaliza su captura para consolidar la transparencia política y combatir la corrupción en el Estado mexicano, obligando a que el “Chapo” hable y nos permita conocer la red de corrupción, acuerdos, pactos, beneficios y lealtades que el capo construyo en la política, con los políticos y con empresarios, durante más de 20 años, dando con ello un mensaje de congruencia y de compromiso con los ciudadanos para conocer la verdad, o elimina al Capo simbólicamente o físicamente para que sus secretos no sean revelados nunca, salvando a la clase política de ser evidenciada y enjuiciada por su vínculo directo con el narcotráfico.

En cualquiera de los casos, Peña Nieto tendrá que decir, o lo obligarán a hacerlo. Lo cierto es que la legitimidad ante la comunidad internacional la tiene ganada, eso le permitirá respirar y tener un gran margen de acción, sin embargo en lo interno, en lo local, es claro que los pactos con el cartel de Sinaloa han quedado rotos y que, tanto Peña Nieto como los ciudadanos, tendremos que pagar para bien o para mal, sus consecuencias.

Suscríbete al Feed / RSS via E-mail:

Entérate de todo lo que se publica en Tv Tepic y obtén las actualizaciones directamente en tu e-mail

Haz un Comentario:

  Persona (s) ha (n) comentado...