Últimos Programas

5ta. Columna: ARQUITECTURA Y PODER EN EL GOBIERNO DE LA GENTE “El Tepic de Sandoval”

    

ARQUITECTURA Y PODER EN EL GOBIERNO DE LA GENTE

“El Tepic de Sandoval”                                                                                                

Por: Agora Política

Se dice que siempre hay una constante en todo grupo político que accede al gobierno, y esta constante es la comunión dada entre ARQUITETURA y PODER, vista como un vínculo que busca la simbolización del poder político expresada en la figura gobernante. Es decir, el uso del espacio público y de las formas arquitectónicas como exaltaciones de ese poder. Lo cierto es que en todas las épocas siempre ha existido esa relación donde el gobernante hace un uso político del espacio público y de las formas arquitectónicas para representar su PODER.
Algunos se atreven a decir que la arquitectura es en sí misma una demostración y exaltación de PODER, que es una expresión de DOMINACION de un Rey, un Déspota, un Príncipe, un tirano. Los edificios, monumentos, torres, pirámides, columnas encapsulan poder político y representan formas de dominación de un gobernante sobre su pueblo. Así nos lo han hecho saber grandes ciudades antiguas, modernas y contemporáneas, Egipto / Tenochtitlán con su pirámides, Grecia / Roma con sus columnas verticales horizontales, Versalles y el modelo neoclásico, las plazas públicas principales, la roja de Moscú, la de Berlín, Roma, etc.
Lo cierto es que en nuestro país y dependiendo la época han habido estos intentos del gobernante por exaltar su poder a través de formas y construcciones, figuras que se instalan en el espacio público, y proyectan el estilo personal de quien gobierna. Construcciones emblemáticas que marcan la característica del gobierno que se ejerce a través del uso del PODER y la DOMINACIÓN hacia el pueblo y los ciudadanos. Muchas de esas construcciones cargan un contenido estético y ponen a disputar un sentido de belleza, desde el cual se busca capturar la pleitesía y sumisión del gobernado.
Dicen que todo régimen político tiene su propio arquitecto, aquel que se encarga de construir los caprichos del poderoso, como vocero oficial de quien está al frente del Estado. En Nayarit parece ser que no es la excepción, salvo por una objeción, lejos de preocuparse por la estética y la belleza en la arquitectónica del espacio, el gobierno de la gente apela más a la ingeniería económica, popular, vinculada a lo pragmático; el poder y el dominio exaltados no desde grandes edificaciones monumentales y estéticamente detalladas, sino exaltados desde la simpleza y el pragmatismo, lo rustico, lo demagógico. Qué es el “Parque Del Sombrero”, el “Auditorio de la Gente”, la remodelación de “La Loma”, sino caprichos arbitrarios del poderoso que busca trascender a través de su sello característico y la glorificación de su propia imagen.
La remodelación de la loma, la edificación del sombrero, el slogan del gobierno de la gente, no son más que otras tantas formas en la que una clase política que recién ha llegado al gobierno, como la de Sandoval y Gianni, busca perpetuar su poder, y hacer valer su excentricidad, no importa si ésta es de mal gusto, si se vuelve superflua, banal o innecesaria. La cerrazón, la terquedad, el capricho, la obsesión por alcanzar la gloria, hacen ser al gobierno de la gente, un grupo político capaz de empobrecer la belleza arquitectónica del espacio público y ponerla como moneda de cambio, donde la exageración de un SOMBRERO GIGANTE, un AUDITORIO MAGNÁNIMO o un parque con MONTAÑA RUSA, forman parte del proyecto político de quien se auto postula con el eslogan “USTED MANDA PATRON”

Suscríbete al Feed / RSS via E-mail:

Entérate de todo lo que se publica en Tv Tepic y obtén las actualizaciones directamente en tu e-mail

Haz un Comentario:

  Persona (s) ha (n) comentado...